¿Qué es la Pastoral familiar?

• Es la evangelización de la familia, como familia, en todas las etapas y situaciones de su existencia que se realiza en la Iglesia de forma organizada.
• La Pastoral familiar es la acción que desarrolla la Iglesia como Pueblo-comunidad, para ayudar a las familias a cumplir su misión en la sociedad y en la Iglesia, partiendo de la propia experiencia de comunión familiar.

¿En qué se basa?

Se basa en la proposición 7 del Plan Diocesano de Pastoral Evangelizadora:
“Mostrar la belleza del matrimonio y de la familia cristiana, ya desde la catequesis de infancia, adolescencia y juventud. Configurar, con la ayuda de los movimientos que se dedican a ello, una pastoral de la familia y del matrimonio que acompañe tanto a la preparación de los futuros esposos como en la maduración del sacramento recibido y ofrezca medios e instrumentos válidos para vivirlo hoy.”

¿En qué consiste?

En atender a la persona, a cada persona, esté en la etapa vital en la que se encuentre y en su situación particular, para que se sienta acogido, amado y partícipe como protagonista de su propia historia, en la iglesia y particularmente, en su parroquia.

• Es una pastoral “vertebradora e integradora”. En torno a ella se puede organizar toda la pastoral.

• Lejos de desfavorecer o perjudicar otras acciones pastorales, las potencia y articula.

¿Cómo se puede llevar a cabo?

En primer luegar es necesario creer que es posible y renovar nuestra esperanza.

  1. Dando a conocer el Plan de Pastoral Familiar involucrando a los responsables: arciprestes, párrocos, laicos y movimientos existentes.
  2. Dando respuesta a las demandas que se desprendan del estudio del diagnóstico.
  3. Proponiendo espacios de formación de Agentes de Pastoral Familiar en cada Arciprestazgo.

¿Cuáles son los objetivos?

Crear espacios de Pastoral familiar en las parroquias y en los Arciprestazgos y hacer viva la Exhortación Apostólica del Papa Francisco: Amoris Laetitia.
“Que se haga visible el amor de Dios a cada persona (…) desde la acogida, el respeto y la libertad. “
• Todo ello vivido desde la alegría que da el sentirse amado por Dios y la alegría de vivir el amor en plenitud.
• Participar activamente en la implementación del nuevo Plan Pastoral Diocesano conjuntamente con todas las realidades existentes actualmente en la sociedad.
• Presentar y promover como verdaderas Fuentes de Vida los Movimientos ya existentes que trabajan por la familia y el matrimonio.
• Atender a separados/as, viudos/as.
• Atender incluso a los no creyentes o personas de otras religiones en las necesidades de valores y respeto mutuo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies